Home arrow Media Center arrow Historia de la estación biológica Palo Verde
Print

Historia de la estación biológica Palo Verde

Antes de convertirse en área protegida el Parque Nacional Palo Verde fue parte de la Hacienda Ganadera Colmeco, propiedad de Russel Stuart desde 1923.  La OET firmó un acuerdo con Stuart en 1970 para llevar estudiantes e investigadores a la Hacienda, para lo cual construyó facilidades de alojamiento, financiadas por la National Science Foundation de Estados Unidos (NSF).

En 1975 el Gobierno expropió la propiedad de Stuart con el fin de proveer tierra a pequeños agricultores. En ese periodo se firma un primer acuerdo entre la OET y el Gobierno con el objeto de continuar las actividades académicas en Palo Verde. Por intermediación de la OET, Palo Verde fue seleccionado por la NSF como uno de los sitios del bosque tropical seco donde establecer parcelas permanentes para la investigación ecológica.

El área fue declarada Refugio de Fauna Silvestre en 1977 y tres años más tarde una sección se consolidó como Parque Nacional. Palo Verde fue declarado Parque Nacional en su totalidad por Decreto en 1990. Mientras tanto, el acuerdo que persiste entre el Gobierno y la OET ha permitido el desarrollo de programas de investigación, educación, e incluso turismo educativo, durante más de 40 años.

A lo largo de su existencia, la Estación Biológica de Palo Verde ha promovido la generación de conocimiento sobre el bosque seco, uno de los ecosistemas terrestres más amenazados del trópico. Además, se ha desarrollado la más importante línea de investigación sobre humedales estacionales en la región centroamericana, ambientes que se han reducido en más del 70% de su área original.  Más de 900 publicaciones científicas derivadas de este quehacer posicionan a Palo Verde entre los cuatro Parques Nacionales mejor estudiados del país.

Adicionalmente, la Estación Biológica ha desarrollado programas de extensión y educación ambiental dirigidos a estudiantes de escuelas primarias de comunidades vecinas al Parque Nacional: Falconiana, Bagatzí, Playitas, Bagaces y El Rosario.  Además, se han promovido programas de extensión para los pequeños agricultores y sus comunidades, entre ellos talleres sobre manejo de suelos, control biológico de plagas y riesgos potenciales del cambio climático sobre actividades agrícolas en la región.  Mucha de la actividad de relaciones públicas del Parque Nacional son canalizadas a través de la Estación Biológica, que promueve la participación y visita de habitantes de las comunidades aledañas al Parque, de Costa Rica y del mundo.


Last Updated ( 08/23/17 )
 
Organization for Tropical Studies
Site powered by Joomla!